La verdad es que siempre me había gustado la novia de mi padre, una morena descomunal con un buen par de tetazas que se me antojaban echarles el diente de inmediato. El día de hoy había venido a regañarme junto a mi padre, el tuvo que salir, ella aprovechó para comenzar a seducirme, yo no sabía que hacer, pero al final no me resistí y comencé a darle todo mi amor con unas buenas embestidas…

Conecta al videochat HD y habla con chicas ahora